Algunos apuntes sobre ortotipografía francesa

Tal y como me había comprometido, he estado buscando información acerca algunas de las similitudes y diferencias entre la ortotipografía francesa y la española, y me he encontrado con algunos archivos pdf de artículos de revistas universitarias, donde se explica la dificultad del traductor para moverse entre la morfosintaxis, el léxico y la edición. Las especificaciones que he podido encontrar solo en Wikipedia son demasiado numerosas como para reproducirlas o resumirlas en este espacio, pero no quiero dejar sin resaltar algunas peculiaridades, por coincidir o por distinguirse de la lengua española.

Entre español y francés no hay demasiadas diferencias, ya que la ortotipografía de nuestra lengua se conforma sobre todo a partir de las normas procedentes de Francia, pero en el trato con las mayúsculas sí hay algunas diferencias. Me parece especialmente llamativo el caso de las ligaduras (œŒ): si inicia la palabra que abre el párrafo, ambos componentes deben aparecer en mayúscula, no solo el primero.

Por otra parte, al igual que el español, los días de la semana y los meses se inician con minúscula (lundi, mardi, mercredi, janvier, février…), excepto en los casos habituales de inicio de párrafo, después de punto…

En los títulos de las obras literarias, sí se procede de un modo distinto que en español (fuente):

Solo la primera palabra se inicia por mayúscula cuando:

  1. El título no empieza por un artículo definido:
    Un long dimanche de fiançailles, Orgueil et préjugés.
  2. El título contiene un verbo:
    Le facteur n’est pas passé.

Esto se vuelve complicado cuando:

  1. El título empieza por un artículo definido: se inician en mayúsculas todas las palabras hasta que se llega a un sustantivo, es decir,
    Les Trois Mousquetaires, La Jeune Fille à la perle.
  2. El título se compone de dos sintagmas coordinados:
    Le Vieil Homme et La Mer.

Adjunto algunos enlaces que serán infinitamente más útiles que todo lo que yo pueda añadir:

Crespo, J., Marín Hernández, D., “El uso de mayúsculas en español y francés”, Analecta Malacitana electrónica, 2005, número 18. Especialmente interesante es esta tabla.

Dudas sobre mayúsculas y más.

Veloso, Isabel, “Ortotipografía comparada (francés-español)”, Thélème, Revista Complutense de Estudios Franceses, 2004, número 19, págs. 183-194.

Red en español

Allá por 2001, cuando uno le decía a un amigo: voy a montar mi propia empresa, la primera respuesta era: encarga una web, si quieres estar a la última.

Ahora, en 2010, y desde hace un par de años, la respuesta se amplía, y mucho: haz un plan de SEO, regístrate (aquí ganamos la batalla del log-in) en Facebook, elabora un perfil (‘ficha’, pero sin matices policiales) en Twitter, tienes que estar en todas las redes sociales, redacta posts (‘entradas’ o ‘artículos’) en un blog, consigue followers (‘seguidores’), que hablen bien de ti… Con esto sale a flote la figura del Community Manager (mola mucho en inglés, pero es el ‘dinamizador’), el que genera esas inquietudes. En el blog de Sofi in the city (un saludo agradecido) encontré una serie de cuatro posts (enlazo el primero de ellos como aperitivo y te invito a seguir buceando) que me han sido realmente útiles para comprenderlo un poco mejor.

También se abusa de las siglas (¡y en inglés!), como WOM(M) –Word Of Mouth (Marketing)– teniendo expresivas palabras como (vender por el) boca a boca, o bocaoreja.

De acuerdo, el inglés hace falta para comprenderse en la red, pero pido, desde este mínimo púlpito en que me encuentro, un poquito de esfuerzo. Yo, por lo que me toca, me comprometo a hablar de la red en español, y a intentar que los demás lo hablen, sin llegar a los extremos de Esteban Trabajos (por Steve Jobs) o Guillermo Puertas (por Bill Gates).