Texto corto: Twitter

Tratamos a diario con textos más breves que aquellos en los que me dejé las pestañas en la universidad. Los 140 caracteres se han convertido en sinónimo de redes sociales, de comunicación breve e instantánea, cuando realmente solo significa Twitter. Estamos deseando contar a nuestros seguidores (followers, incluso conocidos y amigos a veces) lo que nos inspira lo que esté ocurriendo en ese preciso momento en que nos ponemos a teclear, ya sea desde el teclado o desde el teléfono con conexión a internet (smartphone).

Tanto la biografía con la que te das a conocer a los demás como los mensajes (tuits) tienen que cumplir con ese límite: los que van a leernos no tienen tiempo, de modo que tendremos que dedicarlo nosotros para sintetizar lo que queremos decir, aunque no siempre es sencillo. Esto nos pasa en Twitter, cuya característica principal es la concisión que exige su máximo de caracteres (aunque hay alternativas, no es muy acertado abusar de ellas), y eso a pesar de que el español es el peor idioma para cumplir con el límite. Siempre podemos hacer uso de sinónimos, abreviaturas, signos como =, o +, o x, acortadores de URLs (yo uso bit ly); al fin y al cabo, Twitter es un canal de comunicación distinto, y con reglas diferentes de las de un examen de lengua o una carta de presentación.

Se puede establecer una tipología de mensajes:

1.- Opiniones: expresan una idea propia o un comentario de actualidad.

2.- Informativos: “Os paso este enlace a una noticia interesante”.

3.- Promoción: de productos, eventos, servicios o nuevas entradas en blog propio.

4.- Citas de personajes famosos (no olvides entrecomillar, consignar el nombre del autor, o dejar el enlace).

5.- Pedir favores a personas con muchos followers: “¿Puedes hacer RT?”

6.- Creativos: Hay muchos usuarios que escriben pequeños poemas, chistes y comentarios que nos sacan de la realidad por un momento.

Y estos tipos se pueden incluso unir en una misma intervención; las barreras no son obstáculos insalvables.

Información y opinión caben en 140 caracteres, como se puede comprobar cada día con solo entrar a la web. Para saber cómo utilizar Twitter, lo mejor es abrirse una cuenta, compartir información que juzgues valiosa y leer cómo se comportan los demás; se recomiendan enlaces de noticias, imágenes, vídeos, y según a quién se sigue se puede obtener un gran beneficio: estar al día de noticias gracias a los periodistas y medios de comunicación, conocer los tutoriales más interesantes de software, conocer las promociones de algunas marcas, ver por dónde van a ir las tendencias más novedosas en tecnología, edición, marketing, e-learning o en lo que te interese más; para mí fue y es todo un descubrimiento. Si te interesa, te propongo este libro como guía.

La utilidad de Twitter para compartir conocimiento se estudia en universidades de todo el mundo, se explota en actos de conferencias, y hasta se relaciona con revueltas sociales. Personalmente, no recomiendo a nadie que se pierda la experiencia de usar y aprender de la red social de los 140 caracteres.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s